+57  3176676335   Línea Gratuita: 01 8000 400016                                                                                                                                                               |CONTÁCTANOS |      

Judy Andrea, una madre luchadora 

Cuando a Judy Andrea Restrepo Arroyave, habitante de la vereda La Frisola, en Palmitas, le dijeron que iba a trabajar con gente de España y de otras nacionalidades, se preocupó. Y no precisamente porque no supiera hacer las labores, sino porque pensó en “cómo voy a hacer para comunicarme con ellos”. 

Cuatro meses después de estar trabajando en el proyecto Autopista al Mar 1, específicamente con el personal que construye el nuevo Túnel de Occidente; se ríe al recordar ese momento porque pensaba que comunicarse con gente de otras nacionalidades sería difícil.

“Trabajo con gente de España, de Austria, de Chile, de Bogotá, de Cartagena, Huila… Eso es muy bueno porque primero, nunca pensé en relacionarme con gente de tantos lugares, y segundo, porque uno aprende a conocer culturas a través de las personas”, dice esta mujer de 33 años, una enamorada de su familia, en especial de sus hijas Lizeth Yurany de 14 años y Vanessa de 4 años. 

Por ellas fue que decidió enviar su hoja de vida para trabajar en una obra que ella considera fundamental para el desarrollo de su vereda y de su corregimiento. Aunque dice que en este momento hay incomodidad en la comunidad por las obras que están ejecutándose en la Doble Calzada y el Túnel de Occidente, Judy agrega que hay que tener paciencia, ya que en pocos meses se verán los beneficios. 

Gracias a este trabajo, ubicado 15 minutos de su casa, ya puede compartir más tiempo con sus hijas y con sus padres Gaspar Ospina y Martha Rubiela Arroyave, pues antes tenía que ir hasta Envigado, donde trabajaba. “Ahora ya puedo compartir con ellos, disfrutar de tiempo libre, estar en la casa, ayudar a mi mamá en las labores de la casa, acompañar a mis hijas y a mi sobrina y estar pendiente de ellas porque soy madre soltera”. 

Cuenta que está muy entusiasmada porque próximamente Lizeth hará la confirmación y Vanessa se graduará de preescolar. Y a esa emoción se le añade que el próximo año tendrá una quinceañera en su casa. “Espero celebrarle esa fecha tan especial. Gracias a este trabajo es que seguramente podré darle esa alegría a mi hija”, apunta. 

Así, en medio de los relatos de la vida de sus hijas y de su familia, se despide Judy Andrea, no sin antes agradecer la enorme satisfacción que siente por trabajar en un proyecto en el que el compañerismo y la amistad con una constante que la llena de orgullo. 

Compartir