+57  3176676335   Línea Gratuita: 01 8000 400016                                                                                                                                                               |CONTÁCTANOS |      

Carolina, la Guerrera de San Sebastián de Palmitas 

Carolina Penagua, de 18 años, vive con sus padres y su hija de casi dos años en el corregimiento de San Sebastián de Palmitas, en la vereda Guayabal. A los 16 años quedó embarazada de Samara, una hermosa bebé de 22 meses que se ha convertido en la luz de los ojos de su abuela, doña Ileida Muñoz. 

Antes de trabajar como auxiliar de tráfico con Devimar, Carolina hacía turnos en un estadero donde ganaba 35 mil pesos diarios, los cuales tenía que dividir entre su hija y los estudios de bachillerato. Este trabajo le exigía hacer muchos sacrificios y la preocupación de no poder dedicarle el tiempo suficiente a su pequeña niña. Sin embargo, desde que empezó a trabajar para el proyecto Autopista al Mar 1, no solo ha mejorado sus ingresos económicos, sino que además ya tiene la oportunidad de compartir más tiempo de calidad junto con Samara y sus padres. 

Asimismo, tal y como ello lo resalta, hoy en día goza de otros beneficios en su nueva aventura, entre ellos menciona un ambiente laboral que se encuentra lleno de personas “sencillos y amables”, aspecto que se ha convertido en un factor determinante para que considere a sus compañeros como una segunda familia. 

Su padre es agricultor de flores, café y plátano, y vende sus productos a estaderos y turistas de la zona. Para Carolina, la construcción de la nueva vía traerá beneficios a su padre, pues, como nos contó “tendrá la posibilidad de vender más y sacar sus cositas a Medellín y comunidades de por acá”, permitiéndole a la familia de Carolina, tener un mejor desarrollo y estabilidad económica. 

Ella está terminando el bachillerato los sábados, y la llena de ilusión estudiar veterinaria en un futuro para poder ayudar a los animales, una de sus más grandes pasiones. Sin embargo, mientras se estabiliza, Carolina ve el proyecto como una ayuda y apoyo. “Trabajar en Mar 1 me ayuda económicamente, ha sido un apoyo para darle un sustento a mi hija, apoyar a mi mamá y tener un futuro asegurado. Quisiera seguir con la empresa y estar atenta a demás oportunidades que aparezcan”, cuenta la joven antioqueña.

Doña Ileida, la mamá de Carolina, también ve las cosas positivas que a largo plazo tendrá la construcción de la segunda calzada de la vía. Ella arregla el café que recoge su esposo, y aprovecha al máximo la época del cultivo y por eso manifiesta que la nueva vía mejorará las condiciones de movilidad y conectividad en la zona, haciendo que la venta de sus productos se facilite y pueda llegar a más personas. 


Así como Carolina y su familia, son muchos los antioqueños que día a día se ven beneficiados con la construcción y han tenido la oportunidad de crecer con el proyecto Autopista al Mar 1, el cual, desde el día uno ha traído más oportunidades de empleo y en un futuro brindará conectividad en la zona. Esta familia hoy nos alienta a esforzarnos más para conseguir y alcanzar los sueños que queremos. 

Te invitamos a luchar con nosotros y Carolina, para que juntos podamos cumplir el sueño colombiano de la Autopista al Mar 1 en Antioquia.

Compartir